Vuelve a la portada

Una pasión que se convierte en una profesión

Mago profesional desde 2002, Benoît Rosemont se interesó en la magia desde muy joven. El encuentro con quien será su maestro, Paul de Rhuys, desencadeno su entusiasmo cuando sólo tenía doce años. Siguiendo una formación "clásica", Benoît Rosemont continuó sus estudios en escuela de comercio (ISG de París), donde obtuvo la matrícula de honor en 2001.

mago Francia

Enfoque artístico

Viajes y encuentros, una alimentación para un artista que lo enriqueció con tantas diferencias. Benoît Rosemont crea gradualmente un espectáculo de magia para los niños: "El secreto de la linterna mágica"; un espectáculo de magia para adultos: "Comedias mágicas"; un espectáculo de esculturas con globos para los niños: "Circo en vacaciones" y luego, en 2010 presentó "Mnémosys - una memoria de loco", un espectáculo único de mnemotecnia que se convertirá en "me olvidé algo... pero volverá".

Benedicto XVI en contacto con el mago